1/13/2014

La Diosa Blanca de Robert Graves

Misteriosamente -y sin que exista ningún parámetro al respecto- hay ciertos libros que se vuelven de culto convirtiéndose en piezas de inestimable valor y de muy difícil acceso. Un claro ejemplo de esos libros es "La Diosa Blanca" del británico Robert Graves. Publicado originalmente en ingles en 1948, llega a nuestro idioma español por la editorial argentina Losada en 1970 y en 1983 por la española Alianza en dos tomos ...y en un solo tomo por la misma editorial unos años más tarde.

En el libro Graves, dejando de lado el aspecto rigurosamente "histórico", se adentra en el mito mismo de la Diosa-Madre, la "Musa", desde una perspectiva poética en un estudio gramático histórico del mito, "y que deben evitarlo quienes posean una mente aturrullada, cansada o rígidamente científica". En palabras del mismo Graves, su tesis "...es que el lenguaje del mito poético, corriente en la Antigüedad en la Europa mediterránea y septentrional, era un lenguaje mágico vinculado a ceremonias religiosas populares en honor de la diosa Luna, o Musa, algunas de las cuales datan de la época paleolítica, y que éste sigue siendo el lenguaje de la verdadera poesía, «verdadera» en el moderno sentido nostálgico de «el original inmejorable y no un sustituto sintético». Ese lenguaje fue corrompido al final del período minoico cuando invasores procedentes del Asia Central comenzaron a sustituir las instituciones matrilineales por las patrilineales y remodelaron o falsificaron los mitos para justificar los cambios sociales. Luego vinieron los primeros filósofos griegos, que se oponían firmemente a la poesía mágica porque amenazaba a su nueva religión de la lógica, y bajo su influencia se elaboró un lenguaje poético racional (ahora llamado clásico) en honor de su patrono Apolo, y lo impusieron al mundo como la última palabra respecto a la iluminación espiritual: opinión que ha predominado prácticamente desde entonces en las escuelas y universidades europeas, donde ahora se estudian los mitos solamente como reliquias arcaicas de la era infantil de la humanidad". Con tremenda presentación, y sabiendo que Robert Graves se basa en poemas y mitos celtas, irlandeses y europeos paganos para hablarnos de La Diosa, ese temido y odiado aspecto femenino de Dios del que pocos nos ha llegado a nuestro tiempo en nuestra civilización occidental; lo hace lectura obligatoria para todos los que buscamos en mitos y leyendas el vestigio de lo que debió haber sido y que se ha tratado de acallar durante siglos.

La verdad es que el libro es muy difícil de conseguir en su versión en papel (en cualquiera de sus ediciones), y si uno tiene la fortuna de encontrarlo, lo más probable es que el precio sea altísimo (he visto un solo tomo por el precio de 150 euros), lo que hace del libro -como mencionamos al principio- una joya de culto. Si lo encuentran  en una librería de viejos, les aconsejo comprarlo sin importar su edición y si es el primero o segundo tomo.

Afortunadamente para nosotros, se pueden encontrar los dos tomos digitalizados y así ustedes puedan acceder a esta joya que bien vale la pena leer para conocer si merecen ser considerados verdaderos poetas o traidores a la Diosa.

Descargas:



Saludos.

La Diosa Blanca de Robert Graves, tomo unico

La Diosa Blanca de Robert Graves

La Diosa Blanca de Robert Graves en 2 tomos

2 comentarios:

  1. Graves es uno de mis autores favoritos de todos los tiempos, recomiendo especialmente como una obra maestra "El Vellocino de Oro", en el que también escribe de la transformación que hubo en la religión griega (y por ende de toda Europa) desde un culto a la diosa hacia el enfoque patriarcal que conocemos.
    En mi opinión, estos cambios se dan en todas las culturas y en diferentes épocas de la humanidad, y seguramente en un futuro (no sé si cercano o lejano) volveremos a tener una perspectiva religiosa hacia lo femenino. Son ciclos en los que, como todo en la historia, el ser humano se va moviendo de un extremo a otro en todos sus aspectos (arte, política, religión, etc.) en busca de un anhelado y (hasta ahora) inalcanzable equilibrio.

    Gracias por el aporte Roland.

    ResponderEliminar
  2. Hola Rafael, gracias por tus comentarios.
    Tomaremos en cuenta tu recomendación y buscaremos si existe digitalizado "El Vellocino de Oro" para compartirlo en el blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar