9/22/2014

La Historia Miente de Erich von Däniken

Traemos otro aporte enviado por uno de nuestros habituales colaboradores, Ricardo A. quien además escribe en sus blogs: Biblioteca del Misterio y Otros Mundos - Otras Dimensiones que desde RF recomendamos. El libro mandado es una primicia exclusiva: La Historia Miente de Erich von Däniken.

Escrito en el 2010 por el suizo, aparece en español al año siguiente gracias a la editorial EDAF. En el libro Däniken nos habla de los libros misteriosos, las pistas de Nazca, el rapto de Enoch y las planchas de oro de la Cueva de los Tayos. Todo ello con abundantes fotografías y documentos gráficos.

Pese a no ser un fans de Däniken, no hay duda de que su obra es un referente del cual aun hoy es muy considerado por los estudiosos. Es para los seguidores del investigador quien va dedicado este post con las descargas en múltiples formatos de su libro tanto para computadoras como tablet y lectores de ebook.

El libro en pdf lo descargan desde el siguiente link: La Historia Miente.
Una versión epub desde ACÁ.
Y otra versión mobi desde AQUÍ.

Saludos.

La Historia Miente de Erich von Däniken

9/21/2014

Bajo los Astros del Japón Milenario de Mª Teresa Givaudán

Comenzamos este post dando las gracias a la labor de Francisco G. P., un nuevo lector y colaborador que sumamos a nuestro blog y que nos aporta libros digitalizados por el mismo. De los varios aportes mandados, comenzamos con uno que personalmente encontré muy interesante: Bajo los Astros del Japón Milenario de Mª Teresa Givaudán. Libro dedicado a la astrología oriental, abarca curiosos aspectos desconocidos por muchos de nosotros (Los lugares en el rey, los nueve astros cabalísticos, los diez géneros) que hacen más especifico el estudio para cada persona. Incluyendo también el significado de los lunares de la cara, las lineas de la frente y de la mano. Como mención especial valoramos la ampliación hecha por Francisco a la tabla de años para obtener nuestro horóscopo oriental.

Sobre la astrología, recuerdo que cuando leí sobre ella por primera vez a mis 12-13 años, hubo una frase mencionada por un astrólogo que decía "que las estrellas inclinan pero no obligan", lo que me marco profundamente en mi primera impresión sobre esta ciencia. Con ello entendí que todos los defectos que conllevaba mi signo del zodiaco, perfectamente podía no aceptarlos (y combatirlos de ser necesario) y no tomarlos como ley. Años después cuando leí el libro "Recordando a Gurdjieff" de Fritz Peters, me sorprendí de ver que según Gurdjieff, las características particulares del zodiaco en el individuo existían para luchar contra ellas en su vida terrenal (*), algo con lo que estoy de acuerdo concretamente. Por ello este nuevo libro más que una forma de ver las características de cada signo, es una guia para poder conocerse más a uno mismo.

Sobre la colección Duda Semanal de la editorial Posada, solo conocemos este libro que exista digitalizado, pero la lista de los otros títulos de la colección, nos hacen desear y esperar que salgan a la luz otros libros muy interesantes y practicamente inencontrables (pueden acceder a la lista de los otros títulos al final del libro).

Nuestro agradecimientos nuevamente a Francisco G. P. por rescatarnos una obra olvidada y muy difícil de encontrar en librerías de viejos.

El libro de Mª Teresa Givaudán lo descargan desde acá: Bajo los Astros del Japón Milenario.

Saludos.


(*) El libro de Peters lo descargan desde acá: Recordando a Gurdjieff. El texto completo con la cita al horóscopo se las dejo a continuación:
Una vez, durante una conversación sobre el "deterioro del conocimiento y de la ciencia" en el mundo moderno, Gurdjieff sacó a colación el tema de la astrología. Afirmó que, siglos atrás, había sido una "verdadera ciencia", muy diferente de la actual concepción que de ella se tiene. Como ejemplo del modo en que se "había civilizado y mal interpretado", dijo que los signos astrológicos se habían "inventado" originalmente para sintetizar las características particulares contra las que tiene que luchar un individuo durante su vida en la tierra.
Dijo que una persona nacida bajo el influjo de Aries, el Carnero, debe recordar que el Carnero representa las características de su naturaleza contra las cuales debe luchar para alcanzar la armonía y el equilibrio en su interior.
Escorpión, según esta interpretación (la hembra que mata al macho cuando acaban de aparearse), podía considerarse como un signo "asesino", aunque no significa que asesine en el sentido físico. Prosiguió diciendo que Piscis y Géminis eran dos signos evidentemente duales, si bien simbolizaban dos clases de dualidad distinta. En Piscis, es una dualidad guerrera: dos peces atados (como suele representárseles en los antiguos grabados y cuadros), luchando por romper el lazo que los une; en otras palabras, los regidos por Piscis tienen que luchar contra una tendencia autodivisoria de su naturaleza. Geminis, por el contrario, representa una dualidad entremezclada, y la lucha ha de ser contra la separación y el crecimiento hacia dentro. Sagitario tiene que luchar contra el impulso destructivo (la flecha que apunta hacia el mundo)... etc. El método más directo es averiguar lo que nuestro signo simboliza para nosotros y relacionarlo con nuestras características naturales.
Gurdjieff no habló de todos los signos con detalle, pero sugirió que, cuando uno descubría, por sí mismo, lo que el signo simbolizaba o representaba con respecto a las características (o compulsiones) del yo, había que recordar que esa síntesis representaba los elementos con los que se debía luchar durante toda la vida, que podrían llamarse los "obstáculos" de nuestra naturaleza, parte de la clave para lograr el autoperfeccionamiento o desarrollo; eran obstáculos necesarios que encontrábamos en el camino del crecimiento personal. Añadió que, como siempre ocurre en las grandes ciencias antiguas, la lección nunca se formulaba en términos claros, sino que debía comprenderse y aprenderse con esfuerzo; dijo también que gran parte del problema que planteaba la astrología era la interpretación individual del significado del propio signo. Volviendo a Aries, que le parecía un buen ejemplo, decía que no sólo se trataba de que las personas nacidas bajo ese signo tuvieran que luchar contra la tendencia de "embestir" (como el carnero) en diversas circunstancias y situaciones, sino que su actitud dependía también de la interpretación que dieran a "embestir" y de su análisis y comprensión personal del modo en que se manifestaba esa tendencia compulsiva. El signo, en otras palabras, era una clave —una indicación— para todas las personas que hubieran nacido en esas fechas, pero como cada uno se diferencia como individuo, es necesario que cada persona descubra por sí misma el modo particular en que su signo se manifiesta en su propia individualidad.
Advirtió que, en la búsqueda y en el análisis individual de las características del signo, sólo podía encontrarse la clave si se observaban objetivamente las características del propio interior a las que se está demasiado apegado. Dijo que, aunque era muy difícil observar los propios prejuicios y "características agradables" con verdadera objetividad, era necesario hacerlo para examinarse en profundidad. En esa labor los demás podían ayudar, porque a través de ellos se podían estudiar los efectos de nuestro comportamiento, que obedece a nuestras tendencias recurrentes. Un modo de descubrir esas características de nuestro interior a las que estamos apegados, que nos gustan y de las que estamos orgullosos (aunque tal vez de manera inconsciente), es observar la frecuencia de su repetición en las manifestaciones externas y, sobre todo, en el trato con los demás. Esas manifestaciones recurrentes pueden ser la primera clave que nos lleve a descubrir nuestras "vanidades", que a su vez se interpretarán en relación con las características de nuestro signo astrológico.
En un intento de poner un ejemplo comprensible e hipotético, uno que resultara muy evidente, dijo que, si un individuo determinado observaba que en el trato con los demás tenía la tendencia recurrente a "salirse con la suya" y resultaba que esa persona había nacido bajo el signo de Aries, la implicación era obvia. Tenía que aprender, de modo consciente, a dejar de insistir. Si un Piscis era también insistente en ese sentido, la insistencia podía interpretarse como unilateral y parcial, y tendría que aprender, conscientemente, a insistir con la otra mitad de su naturaleza.
Si una persona nacida en Aries aprende a no ser insistente en el trato con los demás (suponiendo que haya descubierto que lo es), aprenderá también a no ser insistente en sus propias luchas internas encaminadas a lograr el autoperfeccionamiento. Cualquier manifestación recurrente (cualquier hábito inconsciente) es, por necesidad, una forma de ceguera en el sentido de que la manifestación repetida, por su propia actuación, impide la actividad consciente.

9/17/2014

El Círculo de Hierro o La Flauta Silenciosa.

En RF de vez en cuando recomendamos películas que nos han sorprendido y que consideramos destacable compartir. En esta ocasión nos referiremos a El Círculo de Hierro también conocida como La Flauta Silenciosa.

Ideada y coguionizada por Bruce Lee con el nombre de La Flauta Silenciosa, es dejada de lado por confusos motivos (las opiniones difieren) que van desde el racismo (con un desconocido Bruce Lee que no representaba al héroe norteamericano) hasta la envidia y rabietas de Lee. Lo cierto es que con la muerte de este ultimo, la película podría haber quedado en el olvido hasta que en 1978 ve la luz con la dirección de Richard Moore y las actuaciones de David Carradine y Christopher Lee.

Se dice que esta versión suavizo peleas en extremo violentas y agrego humor a ciertos combates, también se suavizo una escena de tantrismo. Todo eso nos parece en verdad irrelevante, ya que creemos que el mensaje final se entrega puro y directo, y tiene una validez tan actual y esotérica que en las distintas criticas y comentarios al film es pasado por alto como si no existiera (al final comprenderan a que me refiero).

La historia trata sobre Cord, el guerrero de artes marciales que en su búsqueda del Libro de la Sabiduría del hechicero Zetan, pasa por distintas pruebas y peligros. Esta breve sinopsis sobre el film, por cierto muy concreta, puede resultar engañosa a simple vista, pero viéndola detenidamente y con ojos abierto a las enseñanzas esotéricas, el film les parecerá supremo y con un final que consideramos es la clave para la entrada al camino iniciático.

Espero la disfruten tanto como yo.

La película la descargan desde acá: El Círculo de Hierro.

Saludos.

El Círculo de Hierro o La Flauta Silenciosa

9/15/2014

Gurdjieff's Music For The Movements

El enorme legado de Gurdjieff incluye además de sus libros y movimientos, la música que -con ayuda de Thomas De Hartmann-aun hoy es reinterpretada por distintos músicos interesados en la obra del armenio.

Hoy les dejamos las interpretaciones en piano de Wim van Dullemen en un excelente disco doble para que puedan disfrutar.

La música la descargan desde acá: Gurdjieff's Music For The Movements.

LISTA DE LOS TEMAS INCLUIDOS EN LOS CD'S

    1. Dur-Rud
    2. Slow second obligatory (second version)
    3. The three canons (Canon of three)
    4. Canon of 15 November
    5. The circles (Om circles)
    6. Derviche (Dervish No.2)
    7. Adam & Eva
    8. Multiplication of 9 October
    9. Women's dance (The Waltz)
    10. Rug weaving (The Carpet)
    11. Trembling Dervish (Warrior-Dervish)
    12. The first Dervish prayer (The Camel Step)
    13. The big seven (Canon of seven)
    14. Andantino (The Little Tibetan)
    15. The carpet (C1 Version)
    16. The spinners (Spinning and threshing), (C1 Version)
    17. Woman's Prayer (Prayer in Six), (C1 Version)
    18. Thirty gestures (C1 Version)
    19. The first Dervish prayer (C1/C2 version)
    20. The shoemaker (C2 Version)
    21. Carpet weaving (C2 version)
    22. The spinners (C2 version)
    23. Women's round dance (C2 version)
    24. Turning (C2 version)
    25. Enneagram (C2 version)
    26. The Essentuki Prayer (Hymn of the Institute, Prayer for Instruction)
    27. The initiation of a priestess
    28. The struggle of the magicians, for piano, ballet:Before Rossula's Decision to Go To the Sorceress
    29. The struggle of the magicians, for piano, ballet:Fragment 1
    30. The struggle of the magicians, for piano, ballet:Fragment 2
    31. The struggle of the magicians, for piano, ballet:Dance in G minor
    32. The struggle of the magicians, for piano, ballet:Fragment 3
    33. Exercises 1924, N1 1.02
    34. Exercises 1924, N4 (Slow second obligatory, first version)
    35. Exercises 1924, N6 (Thirty gestures)
    36. The fall of the priestess (Polyrhythm)
    37. N33
    38. The sacred goose (The swan)
    39. Woman's prayer (Prayer in Six)
    40. Enneagram
    41. The shoemaker
    42. Woman's Dance (Caucasian Round)
    43. The great prayer
    44. Ho-ya
    45. Ho-Ya

Saludos.

Gurdjieff's Music For The Movements