6/22/2020

Hercólubus o Planeta Rojo del V.M. Rabolú (libro en papel de obsequio)

Creo que una mayoría de los lectores del blog han notado lo extraño y oscuro que se ha vuelto nuestro mundo. Desde finales del 2019 siento que ya estamos en la recta final, con sucesos nunca antes vistos que se han ido intensificando y a los que se suma cada día algo nuevo. Últimamente nos hemos dedicado a compartir vídeos, por ser más rápidos de elaborar que un libro, y que refuerzan esta visión. 

El mundo ha cambiado, ya no volveremos a estar como antes, y todo lo que venga irá empeorando más la situación.

Podremos ir compartiendo todas las teorías y explicaciones de lo que ocurre actualmente (y lo iremos haciendo en futuras entradas), pero solo tendremos una visión de lo que nos espera, y no como salvarnos de todo esto. En este punto quiero mencionar al libro Hercólubus o Planeta Rojo del V.M. Rabolú, en donde se entregan las únicas dos técnicas para poder escapar de lo que se nos viene: La Desintegración de los Defectos y el Desdoblamiento Astral. Dos técnicas que si pensamos profundamente, son una verdadera solución para nuestra situación. Dos técnicas concretas, coherentes con todo lo que creemos en nuestro blog y muy serias y lógicas ademas (nada ambiguo como "elevar nuestra vibración" o "cambiar nuestro nivel"). Podría hablarles de la suma importancia de la Desintegración de los Defectos como técnica superior y como grandes esoteristas y alquimistas han apuntado hacia ella a través de los tiempos; como así mismo el gran valor que se le otorga al Desdoblamiento Astral, pero creo que estamos en un momento de la historia en que la mayoría de la humanidad se ha definido por un camino (un mal camino), y los que esperan ser convencidos con argumentos de la validez de tal o cual técnica, están perdiendo el tiempo totalmente.

Considero tan importante el libro Hercólubus o Planeta Rojo, que bien vale la pena tenerlo en papel, incluso cuando se eliminen todas las libertades de internet, siempre podremos acceder a él para releerlo.

Afortunadamente para todos nosotros, la Asociación Alcione de España esta mandando los libros físicos, en papel, a cualquier parte del mundo que se lo solicite, y sin ningún costo para el solicitante. La forma de acceder para recibirlo, es ingresar a cualquiera de las paginas web que les dejo más abajo, completar sus datos postales y elegir uno de los 24 (si, veinticuatro) idiomas del libro y, repito, sin costo alguno para nosotros.

Link de las distintas web de Asociación Alcione que ofrecen el libro gratuito:
También pueden escribirle a Ángel Prats a su mail para solicitar el libro: hercolubus.spain@gmail.com.

Por ultimo indicar, que pese al constante desprestigio y desinformación con que se ha atacado la existencia del planeta Hercólubus, podemos visitar la web https://hercolubus-planetarojo.blogspot.com/, donde se dan pruebas y estudios científicos que hablan de su posible existencia o revisar las distintas entradas con los documentos que nos han mandado ellos: HercoBlog.

Saludos.

Hercólubus o Planeta Rojo del V.M. Rabolú

1 comentario:

  1. ¡Hola, Roland!
    Quisiera hacer unas observaciones acerca de este interesante libro, "Hercólubus o Planeta Rojo".
    En mi opinión, cabe destacar los siguientes puntos de su contenido:
    1.- La destrucción planetaria provocada por el planeta Hercólubus es cíclica, se repite en el tiempo. Llegó en la época de la Atlántida, acabando con ella, y ahora llega en la nuestra.
    2.- La devastación llega por la degeneración moral masiva de la humanidad de turno.
    3.- Un pequeño grupo de personas es rescatado de la catástrofe global por su elevado nivel espiritual, y es llevado a un lugar seguro, donde estarán a salvo.
    Pues bien, esto mismo es lo que enseña el gran alquimista Fulcanelli en sus libros "El Misterio de las Catedrales" (1926) y "Las Moradas Filosofales" (1930), salvo que no precisa cuál es la causa de estas catástrofes recurrentes.
    En "El Misterio de las Catedrales", capítulo "La Cruz Cíclica de Hendaya", podemos leer lo siguiente:
    "... nos enteramos de que existe una región donde la muerte no alcanzará al hombre, cuando llegue la época terrible de doble cataclismo. En cuanto al emplazamiento geográfico de esta tierra prometida, donde los elegidos presenciarán el retorno de la edad de oro, somos nosotros quienes debemos buscarlo". "Es el Evangelio según la Ciencia, el último de todos, pero el primero para nosotros, ya que nos enseña que, salvo un pequeño número de elegidos, debemos perecer colectivamente".
    En "Las Moradas Filosofales", Fulcanelli aborda más extensamente esta tema en el capítulo "Paradoja del progreso ilimitado de las ciencias", con alusiones directas a la destrucción de la Atlántida:
    "Cuando para castigar a la Humanidad por sus crímenes, Dios resolvió sumergirla bajo las aguas del diluvio, no sólo fue afectada únicamente la superficie de la Tierra, sino que cierto número de hombres justos y elegidos, habiendo encontrado gracia ante Él, sobrevivieron a la inundación".
    En el apartado "El Incendio" de este mismo capítulo, Fulcanelli describe con detalle cómo seremos aniquilados (el texto entre corchetes es mío]:
    "La historia cíclica se abre, en el capítulo VI del Génesis, con el relato del Diluvio [destrucción de la Atlántida] y concluye en el XX del Apocalipsis, en las llamas ardientes del Juicio Final. Moisés, salvado de las aguas, [sobreviviente atlante] escribió el primero; san Juan, figura sagrada de la exaltación solar, cierra el libro con los sellos del fuego y del azufre". Según Fulcanelli, nuestro hemisferio norte será destruido por el fuego ardiente terrestre, mientras que el hemisferio sur lo será por las aguas desatadas.
    En cuanto al lugar de salvación:
    "...no nos detendremos en las distintas tesis encaminadas a probar que el espacio de refugio habitado por nuestros antepasados se encontraba localizado en un país definido. Si no precisamos, a propósito, dónde se situaba, es tan sólo por la razón de que, a raíz de cada revolución cíclica, no existe más que un débil cinturón que sea respetado y se mantenga habitable en sus partes terrestres. Insistimos, sin embargo, en que la zona de salvación y misericordia se halla tanto en el Hemisferio boreal a comienzos de un ciclo, como en el austral al principio del ciclo siguiente".
    Un importante punto a favor de "Hercólubus o Planeta Rojo" es que V.M. Rabolú enseña un método práctico para eliminar lo que tenemos de negativo dentro de nosotros, mientras que Fulcanelli no lo hace. Tal como nos están avisando estos grandes Iniciados, elevar notablemente nuestro nivel espiritual es lo único que nos puede salvar de lo que se nos viene encima.
    Ahora tenemos una oportunidad para hacerlo.
    Saludos
    Horacio

    ResponderEliminar