27 diciembre 2020

El gigante de las redes sociales, Facebook, ha anunciado que en su lucha contra las noticias falsas involucra a organizaciones de verificación de hechos de terceros. Sin embargo, existen serias preocupaciones sobre la legitimidad de esos grupos después de que se revelara que George Soros y Bill Gates, así como otros donantes de Clinton, están financiando a los verificadores de la verdad.

Mucha gente da por sentado que estos verificadores de hechos son la quintaesencia de la neutralidad y la información imparcial. Bueno, juzga por ti mismo.

Facebook emitió una declaración el 15 de diciembre advirtiendo a los usuarios que estaban iniciando un programa para "trabajar con organizaciones de verificación de hechos de terceros que son signatarias del  ¨International Fact Checking Code of Principles(IFCN)¨ de Poynter".

He aquí un dato interesante sobre Poynter, el autoproclamado "líder mundial en periodismo". Está financiado por la Open Society Foundations de George Soros, The Bill & Melinda Gates Foundation, National Endowment for Democracy (que tiene vínculos financieros con el Departamento de Estado), Ebay's Omidyar Foundation, y Craig Newmark, el fundador de Craigslist, quien donó un 1 millón de dólares a Poynter para crear este mecanismo contra las noticias falsas.

Pero la cosa se pone aún peor.

Craig Newmark también es donante de la campaña de Clinton. Al igual que George Soros y Bill Gates, ambos grandes partidarios de la Fundación Clinton, así como del fondo de la campaña electoral de Hillary. Y otro donante de Poynter, el fundador de Ebay, Pierre Omidyar, también es un donante masivo de Clinton, que da millones de dólares a la Fundación.

La periodista danesa, Iben Thranholm, dijo que estaba sorprendida de que tales verificadores de hechos obviamente partidistas pudieran controlar la narrativa en la política de Estados Unidos. “Me puso la piel de gallina escuchar esos nombres porque en realidad tienen una agenda política muy sólida. Es como si hubiera mucha gente que pensara que es peligroso no poder controlar los medios, por lo que clasificar lo que supuestamente son noticias reales y noticias falsas es en realidad una forma de controlar la narrativa. Entonces, si quiere oponerse a estos poderes políticos, será censurado. Por supuesto, esto es una especie de censura ".

Bienvenidos al Ministerio de la Verdad de 1984, donde solo se permite la existencia de hechos seleccionados, mientras que otros hechos, que no encajan con la narrativa neoliberal de Washington, serán etiquetados como "noticias falsas" y suprimidos.

Fuente: News Punch
Traducción: Realismo Fantástico