Esta es la conclusión de un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad de Oxford (Inglaterra), donde se afirma que la vacuna de AstraZeneca tiene un riesgo similar de trombosis cerebral que las de Pfizer y Moderna.

Hay que tener en cuenta que la vacuna AstraZeneca, denominada AZD1222, fue desarrollada por un equipo de la Universidad de Oxford y la empresa farmacéutica británico-sueca AstraZeneca. El equipo de investigación incluye científicos del Instituto Jenner y del Grupo de Vacunas de Oxford

Crédito: RT

La gran cantidad de muertes y graves efectos adversos que se están produciendo a corto plazo por estas vacunas (6.662 muertes y 299.065 lesiones al día de hoy, solo en la Unión Europea) se debe a que realmente se está haciendo un experimento masivo de una nueva terapia genética en seres humanos (sin informarles previamente) que deberían haber hecho antes las empresas farmacéuticas.

El desarrollo normal de una nueva vacuna se lleva a cabo en diferentes fases, antes de ponerla a disposición del público. En la Fase 3, que dura varios años, la nueva vacuna se prueba en miles de voluntarios para averiguar los efectos que produce a corto, medio y largo plazo. Esta fase 3 no se llegó a realizar por las farmacéuticas porque no pudieron pasar de la fase 2, experimentación con animales, por la gran mortandad que hubo en ellos.

Esta experimentación encubierta no terminará hasta el año 2023 aproximadamente, tal como se ha anunciado oficialmente, de ahí que ya se esté diciendo que hay que ponerse una tercera vacuna este año 2021 y revacunarse los años siguientes. 

Dado que el fin último de estas vacunas Covid-19 es la adulteración del ADN humano para provocar la esterilidad, graves enfermedades incapacitantes y la muerte prematura de las personas, parece que este experimento masivo tiene como fin mejorar la formulación de las mismas (por ejemplo, incluyendo microchips de control) para aumentar su eficacia y evitar, en lo posible, la aparición temprana de muertes y efectos adversos, como el caso actual de AstraZeneca, que hagan que las personas se asusten y se nieguen a ponérselas.