Tal como comentamos en nuestro anterior post sobre el Cyber Polygon, la nueva amenaza mundial,  la Élite Globalista continúa con sus ciberataques de falsa bandera de mediano nivel para ir creando inquietud y miedo a un próximo gran ataque mundial contra infractuturas críticas (sanitarias, finacieras, transporte, red eléctrica, etc.). Klaus Schwab, presidente del Foro Económico Mundial, define este ataque que van a provocoar como:

La crisis de COVID-19 se vería en este sentido como una pequeña perturbación en comparación con un ciberataque de gran envergadura.

Veamos algunos ciberataques recientes:

- El mundo está a punto de ver una ola de delitos cibernéticos, dicen funcionarios de ciberseguridad alemanes. 

- Air India dice que piratas informáticos robaron datos personales de 4,5 millones de pasajeros, incluida información de tarjetas de crédito y pasaportes.

- Continúan los hackeos a nivel mundial. La última víctima es el partido laborista australiano, quien ha recibido la amenaza de que se van a hacer públicos dañinos documentos si no cooperan con un supuesto grupo de hackers rusos.

- Ataque DDoS masivo sobre el proveedor belga de Internet, Blenet, afectó a los sitios web de más de 200 organizaciones de toda Bélgica, entre ellas el gobierno, el parlamento, las universidades y los institutos de investigación. 

- El presidente de la Reserva Federal advierte que los ciberataques representan la mayor amenaza para la economía de EE. UU.

- Ransomware Conti contra el Servicio de Salud Irlandés. Ha obligado a desconectar parte de sus sistemas TI y ocasionando la interrupción o ralentización de parte de los servicios de salud y asistencia social. Según el ministro de salud de Irlanda, el impacto ha sido severo y el gobierno no pagará el rescate.

- El hackeo del centro de datos ASAC (Asturias, España) deja sin servicio a organismos clave de todo el país. El Tribunal de Cuentas, el Consejo de Seguridad Nuclear y la unidad de inteligencia financiera estatal, entre los afectados por el ataque a ASAC.