Este puede ser el post más importante de todos los que hemos publicado hasta ahora en este blog. Rogamos que lo lean atentamente.

En el verano del pasado año 2020, se celebró un importante evento que pasó desapercibido, ya que la plandemia Covid-19 se encontraba en pleno desarrollo y acaparaba toda la atención.

En julio de ese año, el Foro Económico Mundial (FEM) se asoció con el gobierno ruso, grandes bancos y empresas multinacionales para llevar a cabo una simulación de ciberataque de alto nivel que tenía como objetivo infraestructuras criticas, un evento real que allanaría el camino para un "reinicio" de la economía mundial. El simulacro, denominado "Cyber Polygon", puede haber sido algo más que un típico ejercicio de planificación y guarda similitudes con el simulacro de pandemia patrocinado por el FEM, el Evento 201, que precedió brevemente a la crisis de COVID-19.

Cyber Polygon 2020
Los ponentes de este evento advertían de la llegada de una "pandemia" mortal de ciberataques que se dirigiría principalmente a dos sectores económicos: el sanitario y el financiero. Cyber Polygon 2020 se describió oficialmente como una "formación internacional en línea para aumentar la resistencia cibernética mundial" y contó con la participación de muchas de las mayores empresas tecnológicas del mundo y autoridades internacionales, desde IBM hasta INTERPOL.

También hubo muchos participantes sorprendentes, algunos de los cuales han sido considerados tradicionalmente como opuestos a los intereses imperialistas occidentales. Por ejemplo, la persona elegida para inaugurar el evento de Cyber Polygon fue el primer ministro de la Federación Rusa, Mikhail Mishustin, y su principal anfitrión, BI.ZONE, era una filial del Sberbank, un banco controlado por el gobierno ruso. 

Discurso de Bienvenida
En el discurso de bienvenida a este evento, Klaus Schwab, lanzó la siguiente advertencia inquietante:
"Todos conocemos, pero aún no prestamos suficiente atención, el aterrador escenario de un ciberataque integral que paralizaría por completo el suministro eléctrico, el transporte, los servicios hospitalarios, nuestra sociedad en su conjunto. La crisis de COVID-19 se vería en este sentido como una pequeña perturbación en comparación con un ciberataque de gran envergadura."

Comienza Cyber Polygon 2020
En el componente de simulación del Cyber Polygon 2020 participaron 120 equipos de veintinueve países en la simulación técnica de ciberseguridad. Divididos en dos equipos, el Rojo y el Azul, se enfrentaron en las simulaciones en las que el Equipo Rojo, formado por los organizadores de la formación de BI.ZONE, simuló ciberataques y los miembros del Equipo Azul intentaron proteger sus segmentos de la infraestructura de formación. 

El simulacro propiamente dicho constaba de dos escenarios en los que los distintos subgrupos que componían los equipos podían ganar puntos. 

Primer Escenario
El primer escenario, denominado "Defensa", hizo que los participantes del Cyber Polygon practicaran el rechazo de un ciberataque APT (amenaza persistente avanzada) activo. El objetivo del escenario era "desarrollar habilidades para repeler ciberataques dirigidos a un sistema crítico para el negocio". La infraestructura virtual de la organización ficticia del simulacro incluía un servicio que procesa información confidencial de clientes.

Segundo Escenario
En el segundo escenario, denominado "Respuesta", los equipos tenían que investigar el incidente utilizando "técnicas forenses clásicas y de búsqueda de amenazas". A partir de la información recopilada, los participantes debían elaborar un dossier que ayudara a las fuerzas del orden a localizar a los delincuentes. 

Informe Final
El informe final señala que los equipos de los bancos y de la industria informática parecían estar mejor preparados que la mayoría de los demás sectores para investigar y cazar amenazas. Sin embargo, todos los equipos participantes se mostraron poco capaces cuando se trataba de la defensa inicial ante un ciberataque.  

Es decir, se presenta un conveniente panorama de "debilidad informática" a nivel global para hacer creíble el ataque hacker que ellos mismos harán en su momento.



El Principio del Fin
La perversa filosofía de la Élite Globalista exige que su Nuevo Orden Mundial debe nacer de las ruinas humeantes de la sociedad anterior, del Antiguo Orden. No será una transición gradual e inclusiva, como pretende hacer creer la Agenda 2030, será traumática y no todos estaremos en ella.

Imaginen que un premeditado hackeo masivo inutilice las redes eléctricas, las de transporte y las de instituciones financieras y empresariales por tiempo indefinido. No hay luz en los hogares, no funcionan los bancos, hospitales ni organismos oficiales, el combustible, medicinas y alimentos se agotarán en pocos días,  no se pueden cobrar las pensiones ni los salarios, se producirán desórdenes sociales sin precedentes. El Caos total que precederá al final de nuestra sociedad, tal como la conocemos.

Ataques de Falsa Bandera
En las películas de terror, al espectador se le va mostrando progresivamente escenas de miedo de intensidad creciente hasta llegar al clímax, la escena de mayor miedo. Así se consigue una mayor eficacia que mostrar de golpe el máximo terror posible.

Lo mismo ya ha empezado a hacer el Foro Económico Mundial (FEM), y sus cómplices, al término del Cyber Polygon 2020. Veamos algunos ejemplos:
¡Qué no le engañen! Ningún grupo de hackers tiene la capacidad, preparación e infraestructura para llevar a cabo esos ciberataques que profetiza el FEM con su "bola de cristal". Lo harán los Gobiernos y las grandes empresas multinacionales, coordinados por el FEM y otras entidades globalistas.

¿Cuándo sucederá?
Todavía no tienen totalmente a punto este siniestro plan. El próximo 09 de julio de 2021 se llevará a cabo un nuevo simulacro de ciberataque mundial, "Cyber Polygon 2021", para instruir a los participantes en el "desarrollo de ecosistemas seguros" mediante la simulación de un ciberataque a la cadena de suministro similar al reciente hackeo de SolarWinds que "evaluaría la resistencia cibernética" de los participantes en el ejercicio.
Este simulacro precederá a la reunión del FEM que tendrá lugar el 17-20 de agosto 2021 en Singapur, y allí podrán entregar a sus amos globalistas el plan de ciberataques mundiales debidamente acabado. 

Un simulacro parecido sobre una pandemia provocada por un supuesto virus respiratorio, "Event 201", se celebró en octubre de 2019, organizado por el Centro Johns Hopkins, el Foro Económico Mundial, y la Fundación Bill y Melinda Gates. Los primeros casos aparecieron en Wuhan en diciembre del mismo año, y la OMS la reconoció como "pandemia" en marzo de 2020.

Por analogía, se puede esperar que el punto álgido de estos ciberataques se pueda producir en el próximo otoño-invierno, coincidiendo con el elevado número de muertos y enfermos graves (médicos y sanitarios incluidos) que se esperan entre los que ya tienen las dos dosis de la vacuna Covid-19, como están advirtiendo desde hace tiempo destacados científicos y médicos. 

El siguiente vídeo resume muy bien lo que hemos expuesto hasta ahora. No olviden las palabras que oirán del siniestro Klaus Schwab:
Una cosa está clara: No podemos volver a la vieja normalidad.


Crédito: Oliver
DESCARGAR VÍDEO

DESCARGAR PDF
Pueden descargar este post en formato PDF desde este link.