No cabe duda de que la televisión es, con diferencia, el medio de desinformación más poderoso de todos los medios de comunicación masivos. En este blog ya hemos publicados muchos ejemplos de cómo mienten a la población sobre el Covid-19 a través de este medio, sembrando un terror injustificado, sin importarles nada el daño psicológico, económico y social que han causado.

Recordemos uno de los casos que se dieron en su día. Les ponemos en situación: septiembre 2020, supuesta segunda ola Covid-19 en España con hospitales supuestamente colapsados por infectados con el supuesto virus SARS-CoV 2. Esta situación se trata en el programa de Ana Rosa Quintana de la cadena Telecinco, un programa de lo más exitoso en España, y ponen un vídeo grabado en uno de esos hospitales españoles colapsados... ¿hospitales españoles?
Nos mienten también sobre cualquier tema que quieran y, con el gran avance en la tecnología informática, estas mentiras televisivas son mucho más creíbles que años atrás.

También nos mienten desde el espacio exterior.
MISTERIO EN LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL
Por otro lado, está demostrado que através de la televisión (publicidad, películas, series, informativos, etc.) se puede condicionar el comportamiento social de la población cambiando sus opiniones y valores éticos por otros favorables a los que controlan ese medio, de tal manera que el público cree que lo ha hecho por sí mismo.

Esta perniciosa dependencia psicológica que tenemos de la televisión fue expuesta magistralmente ¡en 1976! en la siguiente secuencia de la película "Network. Un Mundo Implacable".
Les recomendamos que hagan caso del consejo que da el protagonista de esta secuencia:

"¡APAGEN SUS TELEVISORES!¡APAGENLOS AHORA!"