La vacuna Covid-19 de Pfizer se relaciona con el Alzheimer 
y las enfermedades neurodegenerativas

19/05/2021
por Ethan Huff 

Los efectos a largo plazo de la vacunación contra el coronavirus de Wuhan (Covid-19) siguen siendo en su mayoría desconocidos, pero lo que sí sabemos es que ya se han identificado el Alzheimer y otras enfermedades neurológicas degenerativas entre las consecuencias para la salud.

Un nuevo estudio informa que desde hace tiempo se sospecha, basándose en pruebas preliminares, que las vacunas contra el virus chino podrían causar demencia. Sin embargo, no se informa al público de este riesgo cuando hace cola para la inyección.

El riesgo de desarrollar una enfermedad basada en el prión, sugiere el documento, es potencialmente mayor de lo que mucha gente cree. Podría pasar un tiempo para que dicha enfermedad se manifieste, pero las inyecciones están poniendo en marcha el problema al preparar el cerebro para un desencadenamiento degenerativo.

"Las actuales vacunas contra el SARS-CoV-2, basadas en el ARN, fueron aprobadas en EE.UU. mediante una orden de emergencia, sin que se realizaran amplias pruebas de seguridad a largo plazo", explica. "En este trabajo se evaluó la vacuna COVID-19 de Pfizer para determinar el potencial de inducir la enfermedad basada en priones en los receptores de la vacuna".

Las inyecciones de ARN mensajero (ARNm) son especialmente arriesgadas por la forma en que se fusionan permanentemente con el genoma humano. Esto significa que una enfermedad cerebral degenerativa podría aparecer en cualquier momento si se dan las condiciones para ello.

"Se analizó la secuencia de ARN de la vacuna, así como la interacción de la proteína diana de la espiga, para comprobar el potencial de convertir las proteínas intracelulares de unión al ADN TAR (TDP-43) y Fused in Sarcoma (FUS) en sus conformaciones priónicas patológicas", explica además el informe.
Proteína TDF-43
La TDP-43 es una proteína conocida por causar demencia, mientras que la proteína FUS es conocida por causar ELA (enfermedad de Lou Gehrig) y temblores esenciales hereditarios, según ha demostrado la ciencia.

La tecnología del ARNm se creó para incrustar las proteínas causantes de la demencia en el ADN de los receptores

Los experimentos realizados para el estudio descubrieron que estas dos proteínas nocivas se incrustan, de hecho, en el ADN del receptor después de la inyección. Esto parece ser para lo que se diseñaron las "vacunas" de ARNm, ya que contienen secuencias genéticas especiales que inducen a la TDP-43 y a la FUS a plegarse en sus confirmaciones priónicas patológicas.

Hay que tener en cuenta que la enfermedad de las vacas locas es otra enfermedad basada en priones que, según los estudios, podría ser el resultado de la inyección de una vacuna de ARNm del coronavirus de Wuhan (Covid-19).

"El hallazgo adjunto, así como los riesgos potenciales adicionales, llevan al autor a creer que la aprobación regulatoria de las vacunas basadas en ARN para el SARS-CoV-2 fue prematura y que la vacuna puede causar mucho más daño que beneficio", concluye el estudio.

"La vacuna podría ser un arma biológica e incluso más peligrosa que la infección original".

Se trata de una valoración generosa, ya que las inyecciones de ARNm están dañando y matando a más personas de las que el propio virus chino podría haber hecho por sí solo. Estas inyecciones son claramente un arma biológica del estado profundo diseñada para despoblar el planeta, y la evidencia de esto se manifestará con el tiempo.

Cuando los medios de comunicación independientes intentaron ponerse en contacto con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para averiguar por qué se siguen administrando inyecciones de ARNm, no obtuvieron respuesta.

"¿Por qué me estoy poniendo una vacuna para algo que tiene una tasa de supervivencia del 99%?", preguntó un comentarista en National File. "¿Por qué te pones cualquier vacuna?", preguntó otro. "Todas las enfermedades son superadas con suficiente vitamina C y D".

Otros señalaron que el zinc, el magnesio, la vitamina K2 y las trazas de boro también son útiles para evitar la enfermedad al reforzar la inmunidad de forma natural. Nadie necesita ninguna vacuna si sigue estos protocolos.

"Tomo diariamente vitaminas C, D (líquida) y E, y un multivitamínico que contiene zinc, así como probióticos", escribió otra sobre su protocolo. "Todos ellos se toman después de una comida. Solía tener neumonía a menudo antes de empezar a tomar probióticos y vitamina D".

Puede encontrar más noticias relacionadas con las inyecciones de ARNm en ChemicalViolence.com 

Las fuentes de este artículo son:
Artículo original: Brain.news
Traducido por Realismo Fantástico