Se está lanzando en todo el mundo un nuevo cebo para incautos: un pasaporte para los vacunados que les garantiza que podrán viajar en avión sin restricciones. Así pretenden que los indecisos se vayan a vacunar.
Pero por otro lado, ya hay alertas por parte de varias líneas aéreas que recomiendan que los vacunados no viajen en avión por posibles trombosis (especialmente en viajes largos), dados los numerosos casos que ya están dando entre ellos, y para evitar posibles demandas judiciales.

¿En qué quedamos? Esto debería hacer reflexionar a aquellos que piensan ponerse las mortales vacunas Covid-19, que tantas "maravillas" les prometen.