El biólogo Fernando López-Mirones alerta a los padres de que van a por sus hijos para vacunarlos como sea, incluso empleando el secuestro, como el reciente caso de Mallorca (España).