Más ejemplos de cómo cada día que pasa, se estrecha el cerco que acabará con todas nuestras libertades y derechos fundamentales. ¡Y no será que lo hacen a la vista de todos!

1.- Facebook prueba una nueva función: te avisará si un amigo "se ha vuelto extremista". Facebook ha puesto en marcha un nuevo mecanismo para "evitar la proliferación de contenidos radicales". Parece que, por ahora, se muestra una alerta para los usuarios por haber quedado expuestos a publicaciones extremistas. "Es posible que hayas estado expuesto a contenido extremista dañino recientemente", advierte. Además ofrece la posibilidad de "tomar medidas" a través de un botón "Obtener soporte (?)". Viendo la censura extrema que está haciendo Facebook últimamente contra todo lo que vaya en contra del "discurso oficial", ya podemos imaginar qué entiende Facebook por "extremista" y "radical".
2.- En Canadá se están tomando medidas enérgicas contra los médicos que advierten públicamente sobre los riesgos de las vacunas COVID. Los médicos canadienses enfrentan repercusiones profesionales por compartir sus preocupaciones sobre las vacunas COVID-19, específicamente su estado de autorización de uso de emergencia y seguridad para los niños. La Universidad de Saskatchewan retiró a Francis Christian, un profesor clínico de cirugía, de su facultad y responsabilidades administrativas días después de que ofreciera una conferencia de prensa sobre «los riesgos de las vacunas de ARNm para los niños» y las alternativas a la vacunación, incluido el uso del medicamento ivermectina.

 3.- Un funcionario de la administración Biden dice que es "absolutamente asunto del gobierno" saber quienes han sido vacunados contra el COVID. El secretario de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., Xavier Becerra, ha levantado algunas cejas después de declarar que es «absolutamente asunto del gobierno» saber si los ciudadanos han sido vacunados contra el Covid-19 o no. 
Xavier Becerra
Numerosos legisladores y expertos republicanos han criticado el agresivo impulso de vacunación de la Casa Blanca (se espera que 160 millones de estadounidenses hayan recibido al menos una dosis de vacunación en los próximos días) y dijeron que la decisión de vacunarse o no se reduce a la libertad de elección.

4.- Google-Facebook, el dúo liberticida. El buscador se ha convertido en el primer censor del mundo: decide qué es lo que se puede decir y qué es lo que debes callar. Facebook, más descarado, castiga a los discrepantes como celoso guardián de lo políticamente correcto. Ayudado por Facebook, Twitter y los verificadores -esos periodistas censores-, Google condena a la marginación a cualquier página que piense por sí misma. ¿Por qué calla la prensa, por qué no protesta? Sencillo, porque son rehenes de Google: si levanta su objetiva mano, la audiencia puede dividirse por dos… o más. El último cambio de algoritmo de Google del pasado 4 de diciembre hizo perder a muchos medios hasta dos terceras partes de su audiencia.

5.- Una empresa de ciberseguridad financiada por la UE desarrolla una tecnología que permite el espionaje ‘anónimo’ y el control remoto de los dispositivos de la red. Con fondos de la UE, una firma de ciberinteligencia en la sombra, con sede en España, ha creado una tecnología de vigilancia invasiva que permite a los clientes tomar un «control remoto e invisible» de los dispositivos conectados a la red mientras evitan ser detectados. Los productos de «interceptación anónima», denominados «Hombre invisible» y «Rastreador nocturno», pueden acceder de forma remota a los archivos en el dispositivo de un objetivo, discernir su ubicación e incluso encender cámaras y micrófonos discretamente, según la revista WIRED.
Según los informes, el desarrollador, Mollitiam Industries, también está promocionando una herramienta que permite la «vigilancia masiva de perfiles e identidades digitales» en las redes sociales e incluso en la Deep Web, lo que suena sorprendentemente similar a su trabajo en un proyecto de recolección de datos financiado en parte del Fondo de Desarrollo Regional de la UE.

6.- Canadá: los confinamientos son para frenar la difusión de la desinformación, y no por el Coronavirus. El Dr. Robert Strang, Director Jefe de Sanidad, admitió durante una audiencia de COVID-19 ei 28 junio 2021 que el objetivo principal de los estrictos cierres de Canadá no era proteger la salud pública, sino impedir la libre circulación de información. "La información en sí misma, si se escucha, crea también un riesgo para el público. Sin duda hay que gestionar también esa campaña de desinformación". En otras palabras, los cierres ya no tienen que ver con la salud. ¿Queda ya claro lo de la plandemia, no?
7.- El Parlamento europeo aprueba una ley que permitirá la vigilancia masiva de mensajerías y correos electrónicos. Por 537 votos a favor, se ha aprobado en el Parlamento Europeo la derogación de ePrivacy y la instauración de Chatcontrol, lo que supone la monitorización masiva de comunicaciones electrónicas de mensajería instantánea y correo electrónico que permitirá acceder a los contenidos de las comunicaciones electrónicas. Desde la Unión Europea se pretende con esta iniciativa obligar a las plataformas electrónicas, desde Gmail a WhatsApp y similares, a instalar en sus herramientas una “puerta trasera” que, en caso de necesidad decretado por las autoridades, permita acceder a los contenidos de la comunicaciones privadas de sus usuarios.


DESCARGAR VÍDEO

8.- El Dr. Robert M. Malone, inventor de la vacuna ARNm, fue borrado de la Wikipedia por los "verificadores de bulos" porque, según ellos, las advertencias que da el Dr. Malone sobre los peligros de las vacunas Covid-19 son falsas. 

Una de sus advertencias públicas: "El gobierno (EE.UU.) no está siendo transparente sobre los riesgos. Las personas no deberían ser obligadas a tomar vacunas Covid experimentales porque no se conocen los riesgos. Los menores de 18 años y aquellos que han tenido el virus no deberían vacunarse"


Crédito: Ciencia y SaludNatural.com
DESCARGAR VÍDEO

Por estas declaraciones públicas, y por su alta credibilidad científica, recientemente han avisado al Dr. Malone que necesita seguridad personal, pues corre el riesgo de ser asesinado.

"Entonces, espero que esto sea una hipérbole y una reacción exagerada, pero anoche un periodista experimentado me dijo que necesitaba seguridad porque corría el riesgo de ser asesinado. No sé ni cómo empezar a pensar en esto. Solo soy una persona de clase media. ¿¿Seguridad??"

Crédito: Covid-1984
Dado que con frecuencia las personas que podrían representar un riesgo para instituciones o personalidades comprometidas en actividades delictivas suelen morir por aparente ‘suicidio’, el Dr. Malone aclaró en otro tuit del 18 julio 2021 que no padecía de tendencias suicidas.
Entonces, supongo que tengo que decir esto. No soy suicida. Estoy en paz conmigo mismo y con el mundo

9.- La Fundación Rockefeller dará 13,5 millones de dólares para censurar la ‘desinformación’ sanitaria en EEUU, África, India y América Latina. La Fundación Rockefeller ha anunciado recientemente que destinará 13,5 millones de dólares en nuevos fondos para reforzar sus esfuerzos en lo que respecta a contrarrestar, según ellos, “la desinformación en materia de salud, es decir, la información confusa, inexacta y perjudicial”.

"Este esfuerzo (o sea censura) será y ha sido global, ya que ahora está catalogado como una de las mayores amenazas a las que se enfrenta nuestro planeta".
Las grandes empresas tecnológicas ya han participado en una fuerte censura de la información. Por ejemplo, un reciente artículo publicado en el "British Medical Journal" por la periodista Laurie Clarke ha puesto de manifiesto que Facebook ya ha eliminado, al menos, 16 millones de contenidos de su plataforma y ha añadido advertencias a otros 167 millones aproximadamente. YouTube ha eliminado casi un millón de vídeos relacionados, según ellos, con “información médica peligrosa o engañosa de Covid-19”.

10.- YouTube elimina videos de Bolsonaro por "desinformación" sobre el Covid-19. El mandatario brasileño ha sido ampliamente criticado por su escepticismo frente a la pandemia, promocionar tratamientos no probados y sembrar dudas sobre las vacunas o el uso de mascarillas.
"Nuestras reglas no permiten contenido que indique que la hidroxicloroquina y/o la ivermectina son efectivas para tratar o prevenir el covid-19, que indique que existe una cura para la enfermedad o que diga que las mascarillas no funcionan para prevenir la propagación del virus", señaló la plataforma en un comunicado.